ALIMENTOS A CONSUMIR SEGÚN TU HORA DE ENTRENAMIENTO

Para estar saludable, la alimentación debe ir de la mano con la rutina de ejercicios


Dependiendo de la hora del día en que entrenes, tus comidas deben variar. Sigue leyendo y conoce más al respecto:

1. Después de desayunar: Muchas personas prefieren hacer ejercicio a primera hora de la mañana. Si es tu caso y vas hacer cardio o algún ejercicio anaeróbico, es recomendable que tomes un desayuno ligero a base de frutas o jugos. Una rebanada de pan tostada con miel o granola. Recuerda hidratarte antes y durante de la actividad.

2. Antes de almorzar: Si eres de las que eligen la pausa del mediodía para entrenar -así sea salir a caminar-, es importante hacer pequeños refrigerios a base de frutas. Para reponer el gasto energético los carbohidratos como pasta o arroz, y una ración de proteínas como carne o huevos son claves. Tampoco olvides las verduras y los cereales integrales, especialmente si fuiste a una clase de yoga o pilates.

3. Tarde-noche: Los mejores alimentos a consumir luego de ejercitarte a última hora de la tarde son las proteínas, vegetales de fácil digestión, ensaladas y frutas de bajo índice glucémico como manzanas, peras o mandarinas. También, los quesos frescos y los cortes de charcutería bajo en grasa -de pavo o pollo- son opciones saludables, particularmente si estás llegando del gimnasio e hiciste una rutina de cardio, pesas, boxeo o alguna clase de baile.

Para estar saludable, la alimentación debe ir de la mano con la rutina de ejercicios

Dependiendo de la hora del día en que entrenes, tus comidas deben variar. Sigue leyendo y conoce más al respecto:


1. Después de desayunar: Muchas personas prefieren hacer ejercicio a primera hora de la mañana. Si es tu caso y vas hacer cardio o algún ejercicio anaeróbico, es recomendable que tomes un desayuno ligero a base de frutas o jugos. Una rebanada de pan tostada con miel o granola. Recuerda hidratarte antes y durante de la actividad.

2. Antes de almorzar: Si eres de las que eligen la pausa del mediodía para entrenar -así sea salir a caminar-, es importante hacer pequeños refrigerios a base de fruts. Para reponer el gasto energético los carbohidratos como pasta o arroz, y una ración de proteínas como carne o huevos son claves. Tampoco olvides las verduras y los cereales integrales, especialmente si fuiste a una clase de yoga o pilates.

3. Tarde-noche: Los mejores alimentos a consumir luego de ejercitarte a última hora de la tarde son las proteínas, vegetales de fácil digestión, ensaladas y frutas de bajo índice glucémico como manzanas, peras o mandarinas. También, los quesos frescos y los cortes de charcutería bajo en grasa -de pavo o pollo- son opciones saludables, particularmente si estás llegando del gimnasio e hiciste una rutina de cardio, pesas, boxeo o alguna clase de baile.

Foto: Ingimage

Tomado de Eme de Mujer Venezuela

 

Escrito por
Más de Equipo Eme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *