Caricias eróticas para encender la llama

Los juegos eróticos antes de una relación sexual son muy importantes, logran llenar el ambiente de sensaciones placenteras y excita a la pareja por igual


Besar, abrazar, acariciar y en algunas ocasiones mordisquear son parte de los juegos previos y ayudan a encender la llama. Otro de los trucos puede ser los masajes eróticos acompañados de la imaginación, que los llevará a vivir múltiples fantasías.

Ver más: JUEGOS ERÓTICOS QUE LOS ENLOQUECEN

Hay muchos tipos de masajes, pero los eróticos tienen una carga sensual que los sensibilizará a ti y a tu pareja, preparándolos para llegar al clímax. Antes de iniciar el masaje, es importante que estén en una habitación confortable, procura tener un aroma agradable en el espacio y por último él debe estar lo más relajado posible.

Relacionadas: Tips de sexo inspirados en ‘Game of Thrones’

Relacionadas: Acelera tu orgasmo

La técnica de un buen masaje es aplicar un poco de presión, no muy fuerte como una terapia, pero un poco más que una caricia. Te mencionamos el orden y las técnicas del masaje que te harán vivir una gran experiencia:

1.- Roza sensualmente la yema de tus dedos con cada parte sensible de su cuerpo: cara, brazos, pecho, abdomen, cada zona erógena, incluso las más sensibles como los genitales. Con esto lograrás relajar sus músculos de las tensiones y estimularás la segregación de las hormonas de la excitación, preparando su cuerpo para iniciar la actividad sexual.


2.- Todas las zonas de su cuerpo reaccionarán ante tus caricias, pero algunas merecen que te detengas en ellas y les dediques más tiempo, como los labios, los lóbulos de las orejas, las areolas y los pezones, el triángulo púbico, el interior de los antebrazos y de los muslos.

Hay que ser creativa. No necesariamente debes hacer el masaje con tus manos, también pueden intervenir otras partes del cuerpo, como las que te mostramos a continuación:

• Sube lentamente tus pies por la parte interna de sus piernas, desde el tobillo hasta la ingle.

• Desliza suavemente tu rodilla entre sus glúteos.

• Roza casi imperceptiblemente tus labios con todo su cuerpo y acaricia con la punta de tu lengua las zonas más sensibles.

• Usa tus dedos para acariciar en formas circulares su pecho, desde afuera hacia el pezón.

Eme de Mujer Venezuela

Foto: iStock

 

Escrito por
Más de Equipo Eme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *