Juegos sexuales para elevar la temperatura

Es fácil caer en una rutina, especialmente cuando el juego previo se vuelve tan cotidiano y poco apasionante que uno prefiere, o hacerlo rápido, o no hacerlo en lo absoluto.


Afortunadamente se puede encender la llama de la pasión nuevamente y, si le agregas algo de diversión y un una pizca de erotismo con estos juegos sexuales, ¡le encontrarán el gusto al sexo nuevamente!

Ver más: JUEGOS ERÓTICOS QUE LOS ENLOQUECEN

Cartas

  • Necesitas: Un juego de cartas inglesas y un reloj
  • Ideal para: Parejas desinhibidas y sin miedo a mostrarse desnudos a la luz del día.
  • Cómo jugar: Empecemos con darle significado a cada símbolo: corazones representan besos, diamantes son un masaje, espadas, estimulación manual y tréboles, sexo oral. El número del naipe que saquen serán los minutos del regalo que se darán… si quieren dar más de lo que están obligados, ¡adelante!

Preguntas

  • Necesitas: Paciencia
  • Ideal para: Parejas que se conocen perfectamente
  • Cómo jugar: Recuéstate en la cama completamente desnuda y obliga a tu galán a detenerse en la puerta de la habitación a observarte. Pruébalo con preguntas personales (y sexis) que, de contestar correctamente, le otorgarán un paso hacia ti y la cama. Si su respuesta fue errónea, tendrá que dar un paso hacia atrás.

A ciegas

  • Necesitas: Una bufanda, corbata o trapo para cubrir sus ojos.
  • Ideal para: Parejas que busquen sensaciones nuevas durante y antes del sexo. Este juego además, incrementa la sensibilidad y vulnerabilidad psicológica, la cual puede ser un gran afrodisíaco.
  • Cómo jugar: Cubre sus ojos con una corbata o una bufanda y haz absolutamente lo que QUIERAS con su cuerpo. Sé coqueta, atrevida y toda una dominante, juega con sus zonas erógenas y deja que te guíen sus sonidos.

Bomba del tiempo

  • Necesitas: Un reloj o un celular con alarmas y ‘timer’
  • Ideal para: Parejas que necesitan avivar la llama de la pasión durante el juego previo.
  • Cómo jugar: Escoge un límite de tiempo, te recomendamos un mínimo de 10 minutos. En ese intevalo, ambos tienen que utilizar todas sus armas (manos, pies, boca, lengua, labios) para darle placer al otro ¡sin penetración! Si ya no pueden más con el placer… ni modo, se aguantan hasta terminar con los 10 minutos.


Escrito por
Más de Equipo Eme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *