Los planes a solas también son placenteros

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Maryland y la Escuela de Negocios de Georgetown, el miedo a hacer actividades a solas proviene del temor a ser juzgados por los demás.


¿Por qué nos cuesta tanto aventurarnos al mundo? ¿Por qué el temor al escarnio público hace que a veces aceptemos la compañía incluso de personas que no son de nuestro agrado? María de los Ángeles Núñez, psicóloga clínica, responde a estas interrogantes: Desde niños nos han enseñado que la soledad no es buena, para un menor quedarse a solas no significa independencia o autosuficiencia, sino abandono.

Ver más: TIPS PARA EVITAR MANCHAS EN LAS MANOS

Otro factor importante es la diferencia de género. Son generalmente las mujeres las que llevan la mayor cantidad de críticas cuando van de compras solas o cuando se las ve en un restaurante.

Además, aun cuando una persona se aventura a salir sola siempre tendrá en su mano un celular como un arma frente al aparente abandono que está sufriendo.

Para quienes tienen hijos la clave es inculcar la independencia no como egoísmo sino como una herramienta de autoestima. Para quien desee empezar a hacer sus planes solos es importante librarse del peso que tienen los comentarios.

Es incluso un ejercicio para superar los miedos, para darse cuenta de la capacidad de reencontrarse con uno mismo.

Además está la satisfacción de poder tener el control sobre el tiempo y los lugares en los que se quiere permanecer.
No se trata de una competencia, de si es mejor estar solo o acompañado, se trata de otorgarse un tiempo, de cambiar el chip de la soledad como sinónimo de abandono y convertirla en algo que es placentera y permite la reflexión.


Revista Familia / El Comercio de Ecuador

Foto: Ingimage

Escrito por
Más de Equipo Eme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *